Algunos componentes bioactivos del café tienen efectos antitumorales en las células madre del cáncer

0
25
El consumo de café puede reducir el riesgo de padecer cáncer en el tracto digestivo (oral, esofágico, gástrico y colorrectal) y, especialmente, cáncer de hígado. Bebidas derivadas de granos de café, como el ampliamente consumido expreso, entre otras, presentan una notable importancia histórica, cultural y económica a nivel mundial. Estos son las conclusiones de un estudio publicado en la revista «Food Research International» en el que ha participado el grupo Terapias Avanzadas, Diferenciación, Regeneración y Cáncer, que dirige Juan Antonio Marchal en la Universidad de Granada..

El consumo de café puede reducir el riesgo de padecer cáncer a nivel del tracto digestivo (oral, esofágico, gástrico y colorrectal) y, especialmente, cáncer de hígado.

Estas bebidas, señalan los investigadores, tienen una composición química rica y variable, dependiendo de diferentes factores de cultivo y fabricación. Los alcaloides cafeína y trigonelina, así como el éster de polifenol, ácido clorogénico, son algunos de los compuestos orgánicos bioactivos más importantes de estas bebidas, que muestran altos niveles en el café y se ha demostrado que modulan dianas moleculares comunes implicadas directamente en características clave del cáncer.

Debido a la agresividad y resistencia a las terapias convencionales, tales como la radioterapia y quimioterapia, que presentan estas subpoblaciones, el estudio, caracterización y búsqueda de terapias preventivas y fármacos específicos frente a estas células madre cancerígenas son de gran interés para poder evitar las metástasis y recaídas de esta enfermedad.

el estudio, caracterización y búsqueda de terapias preventivas y fármacos específicos frente a estas CMC son de gran interés para poder evitar las metástasis y recaídas de esta enfermedad.

El grupo de Marchal tiene una amplia experiencia en el tema, como se deriva de sus numerosas publicaciones de calidad y proyectos de investigación en desarrollo, experiencia que Ariane y su equipo de investigación brasileño aprovechan con gran ilusión y esperanza para evaluar si los compuestos del café tienen actividad frente a las CMC y profundizar en los mecanismos implicados en cómo esta bebida puede ayudar en la prevención y lucha contra el cáncer.