EE.UU. ofrece 90 millones por los más buscados del chavismo

0
36
Hace un año las recompensas ofrecidas por EE.UU. por la captura de Nicolás Maduro y los cuatro principales cargos de su régimen sumaban 45 millones de dólares. Pero al poco tiempo la cifra se duplicó hasta los 90 millones con la incorporación de otros prominentes jerarcas chavistas y sus testaferros. Caracas se ha vuelto un hervidero de cazarrecompensas tras la pista de los 12 jerarcas chavistas más buscados por la Justicia de EE.UU. El abogado penalista venezolano Alejandro Rebolledo, especialista en prevención de la delincuencia organizada, y magistrado del Tribunal Supremo en el exilio, da detalles a ABC_desde su oficina de Miami.

Tras entregarse el general Cliver Alcalá hace un año, ¿quiénes integran ahora la lista de chavistas más buscados?

La encabeza Nicolás Maduro, con 15 millones de dólares de recompensa, y le siguen Diosdado Cabello con 10 millones, Tareck El Aissami con 10 millones, Hugo ‘El Pollo’ Carvajal con 10 millones, Pedro Luis Martín Olivares con 10 millones, Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho con 5 millones, Rodolfo Mcturk Mora con 5 millones, Jesús Alfredo Itriago con 5 millones, Eustiquio José Lugo Gómez con 5 millones, Samark José López Bello con 5 millones y Luis Alfredo Motta Dominguez con 5 millones.

¿Con qué cargos?

Se les imputa narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo. Y las recompensas son para los que suministren información o datos que conduzcan al arresto de esas personas.

¿Todos están por la DEA, la agencia antinarcóticos?

Hay varias agencias que intervienen en la búsqueda. Pero las dos más importantes son la DEA y el Homeland Security Investigation, con apoyo del Departamento de Estado y de Justicia.

¿Cuál es su balance de un año sin que se haya producido alguna captura todavía?

Las diversas agencias de EE.UU. han reunido un bote o caja de 90 millones de dólares, que es la suma de los once buscados, para que los cazarrecompensas puedan visibilizar y estimular su captura. Los solicitados ya tienen varios procesos judiciales abiertos en su contra en varios estados como Nueva York, Florida y Texas.

«Los cazadores saben dónde van sus esposas, hijos, qué lugares frecuentan, hasta sus encuentros con amantes, porque a los jerarcas chavistas les encanta pavonearse», afirma Rebolledo

¿Cómo actúan los grupos de cazarrecompensas?

La mayoría de los jerarcas chavistas buscados se han refugiado en Venezuela, donde viven escondiéndose en su guarida. Hay varios grupos. Para cualquier cazarrecompensas es un reto capturarlos y entregarlos a la Justicia de EE.UU. Para monitorear, rastrear y hacer seguimiento a sus objetivos están aplicando toda la nueva tecnología de la inteligencia artificial, excéntrica y sofisticada.

¿Cómo se ve en las películas…?

Más o menos. Son operaciones de seguridad e inteligencia que montan permanentemente para rastrear el movimiento de los chavistas solicitados por la Justicia y sus familiares. Los cazadores saben dónde van sus esposas, hijos, qué lugares frecuentan y con quiénes se reúnen hasta en sus encuentros íntimos con amantes y queridas, porque a los jerarcas chavistas les encanta pavonearse, llevar una vida de lujo y exhibirse como excéntricos en medio de la mayor miseria y pobreza que han generado en el país.

¿Ha habido algún intento por capturarlos?

Diosdado Cabello anunció la semana pasada en su programa televisivo ‘Con el mazo dando’ que habían detenido a nueve individuos sospechosos que querían entregarlo a la DEA. Pero no se ha confirmado esa versión.

¿Cuál ha sido el impacto para los jerarcas chavistas?

Que no pueden dormir, porque se sienten vigilados y perseguidos. Las recompensas han creado una paranoia colectiva entre los usurpadores del régimen chavista. No viven seguros y desconfían hasta de su propia sombra. Todos andan con cinco y seis guardaespaldas cada uno y otros se esconden en las fincas en el interior totalmente aislados.

¿Y por qué todavía no los capturan? ¿qué obstáculos afrontan?

Tarde o temprano los cazarrecompensas lo harán. Ese día llegará. Se enfrentan a muchos obstáculos. Venezuela se ha convertido en territorio libre de las mafias rusas, chinas, turcas e iraníes bajo la protección de Maduro. Las mafias del crimen organizado transnacional complican las capturas.

¿Y cuál ha sido la respuesta del régimen?

La ministra del Interior, la vicealmirante Carmen Meléndez, aliada de Cilia Flores, ha creado la Brigada Especial contra Grupos Generadores de Violencia por la desconfianza entre sus guardaespaldas.