El narcotráfico mexicano ganó 40.000 millones de euros de 2016 a 2018

0
31
Los cárteles mexicanos generaron 1 billón de pesos, casi 40.000 millones de euros, en beneficios por operaciones delictivas en su país entre 2016 y 2018. La cifra fue divulgada el lunes por Santiago Nieto, el director de la Unidad de Inteligencia Financiera de México, un organismo similar a la UDEF en España, durante la presentación de un informe en el que se detalla su estrategia para combatir el lavado de activos y el financiamiento al terrorismo en el país mesoamericano.

La cantidad, 40.000 millones de euros, es aproximadamente un 40% del tamaño del PIB anual de México, situado en torno a un trillón de euros. 1 billón de pesos es también un tercio de todos los impuestos que recaudó la Hacienda mexicana en 2019, cuando los ingresos tributarios fueron de 3,2 billones de pesos, unos datos que sirven para dimensionar el tamaño económico de esta actividad delictiva.

México ha identificado a 19 organizaciones delictivas en todo el territorio, entre las que destacan el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel del Pacífico. El CJNG está dirigido por Nemesio Osguera Cervantes, alias «El Mencho», el hombre más buscado por la DEA y el narcotraficante más importante tras la captura por tercera vez de Joaquín «El Chapo» Guzmán en 2016.

«Durante la última administración federal vimos desafortunadamente el crecimiento de ocho organizaciones de carácter regional», dijo Nieto en referencia al gobierno de Enrique Peña Nieto, quien gobernó entre 2012 y 2018. En esos seis años, la estrategia de Peña Nieto se centró en descabezar a los líderes de los cárteles y, así, fueron detenidos o eliminados 107 de los 122 objetivos denominados como prioritarios. El resultado ha sido la disgregación de los cárteles en grupos más pequeños que luchan por controlar los territorios, popularmente denominados como «plazas».

Ese afán por controlar las «plazas» ha desatado una ola de violencia que se traduce en la muerte de miles de civiles cada año. Sólo en lo que va de año, México ha sufrido al menos de 45 masacres en las que han fallecido un total de 320 personas. De hecho, 2020 va camino de ser el año más sangriento en la historia del México moderno. El gobierno estima que entre enero y diciembre podrían alcanzarse los 40.863 asesinatos, a pesar de la reducción de la movilidad causada por la pandemia, según se lee en el segundo informe de rendición de cuentas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el presidente del país.