Estas son las células que confieren protección frente al coronavirus durante 8 meses

0
55
Las personas infectadas con el virus SARS-Cov-2 pueden estar protegidas gracias a su memoria inmunológica durante al menos ocho meses. Pero la protección no la conferirían los anticuerpos, que se ha demostrado que decaen con el tiempo, sino las células B de memoria, asegura una investigación llevada a cabo en la Universidad de Monash, el hospital Alfred y el Instituto Burnet (Australia) y publicado en «Science Immunology».

La investigación es la evidencia más sólida que demuestra que las vacunas contra el coronavirus pueden ser eficaces durante períodos prolongados.

La clave estaría en estas células específicas del sistema inmunológico, llamadas células B de memoria, que son capaces de «recordar» la infección por el virus y, si se reaparece, desencadenan una respuesta inmunitaria protectora mediante la producción rápida de anticuerpos.

Sus datos provienen de un grupo de 25 pacientes con Covid-19, de los que obtuvieron 36 muestras de sangre desde el cuarto día después de la infección hasta el día 242.

Al igual que con otros estudios, al analizar solo la respuesta de los anticuerpos, los investigadores encontraron que estos comenzaron a disminuir a los 20 días de la infección.

La células B de memoria son capaces de «recordar» la infección por el virus y, si reaparece, desencadenan una respuesta inmunitaria protectora mediante la producción rápida de anticuerpos

Sin embargo, todos los pacientes continuaron teniendo células B de memoria que reconocían uno de los dos componentes del virus SARS-CoV-2, las proteínas de la nucleocápside y la espiga.

«Todas las muestras contenían anticuerpos IgG contra el SARS-CoV-2, pero las muestras obtenidas a los 20 días o posteriores mostraron una marcada disminución en los niveles de anticuerpos. Por el contrario, los niveles de células B de memoria continuaron aumentando en las muestras obtenidas antes de los 150 días, y esta tendencia también se correlacionó con los niveles de células T auxiliares foliculares circulantes, lo que sugiere que el sistema inmunológico de los pacientes estaba preparado para responder a la reinfección», escriben.

Estos resultados son importantes porque muestran, definitivamente, que los pacientes infectados por el coronavirus conservan su inmunidad frente el virus

Estas células B de memoria específicas del virus estuvieron presentes de manera estable hasta ocho meses después de la infección.

Según el coordinador del trabajo, Menno van Zelm, los resultados aportan esperanza sobre la eficacia de cualquier vacuna contra el virus y también explican por qué ha habido tan pocos casos de reinfección entre los millones de personas que han dado positivo por el virus en todo el mundo.

«Estos resultados son importantes porque muestran, definitivamente, que los pacientes infectados por el coronavirus conservan su inmunidad frente el virus», concluyen.