Gantz rompe Azul y Blanco y apuesta por un gobierno de unidad con Netanyahu al frente

0
11
Benny Gantz se convirtió en el presidente temporal del parlamento de Israel con el apoyo del Likud. El exjefe del Ejército, que puso a Benjamín Netanyahu contra las cuerdas en las tres elecciones que ha celebrado el país en menos de un año, sorprendió a todos con una decisión que supuso la ruptura interna de su coalición, ‘Azul y Blanco’, y abrió las puertas a un gobierno de unidad con la persona con la que repitió una y otra vez que nunca se juntaría: Netanyahu.

«Prometo a todos los israelíes hacer lo correcto en estos momentos. La Knesset (parlamento) trabajará para la población y los ciudadanos, para todos ellos», dijo Gantz tras obtener 74 votos a favor y 18 en contra. Aunque el acuerdo de gobierno no está cerrado, medios de Israel como el Canal 12 adelantaron que tras un periodo temporal como jefe de la cámara, Gantz se convertirá en ministro de Exteriores del nuevo Ejecutivo y, pasados 18 meses, sustituirá a Netanyahu como primer ministro. «Estos son tiempos inusuales y piden decisiones inusuales», intentó justificarse ante el millón de israelíes que le votaron con la esperanza de que acabaría con el mandato de Netanyahu.

Gantz incumple de esta manera su palabra de no pactar con un líder cercado por los casos de corrupción y cuyo juicio se ha retrasado al 24 de mayo debido a las medidas de emergencia adoptadas por el coronavirus. Yair Lapid, su socio principal en ‘Azul y Blanco’, lamentó esta decisión que supone que «ha decidido romper la coalición para trepar al Gobierno, algo incomprensible». En palabra de Lapid «esto no será ni un gobierno de unidad, ni uno de emergencia. Será otro gobierno de Netanyahu», según recogió The Jerusalem Post.