La contaminación está relacionada con un riesgo de pérdida de visión progresiva e irreversible

0
40
La contaminación del aire está relacionada con un mayor riesgo de pérdida de visión progresiva e irreversible, conocida como degeneración macular asociada a la edad (DMAE), revela un estudio publicado en «British Journal of Ophthalmology».

La DMAE es la principal causa de ceguera irreversible entre las personas mayores de 50 años en los países de ingresos altos, y se prevé que el número de afectados alcance los 300 millones en 2040.

Los factores de riesgo conocidos incluyen: edad avanzada, tabaquismo y factores genéticos. Pero dado que la contaminación del aire ambiental está asociada con mayores riesgos de enfermedades cardíacas y respiratorias, los investigadores querían saber si también podría estar asociada con un mayor riesgo esta patología.

Los investigadores analizaron los datos de 115.954 participantes del estudio Biobanco de Reino Unido de entre 40 y 69 años sin problemas oculares al comienzo de este estudio en 2006.

Se solicitó a los participantes que informaran sobre cualquier diagnóstico de DMAE realizado por un médico.

Nuestros hallazgos sugieren que la contaminación del aire ambiental, especialmente las partículas finas o las partículas relacionadas con la combustión, pueden afectar el riesgo de DMAE

Del número total de participantes del estudio, 1.286 (poco más del 1%) fueron diagnosticados con DMAE.

Después de tener en cuenta los factores potencialmente influyentes, incluidas patologías previas y el estilo de vida, el análisis mostró que una mayor exposición a partículas finas (PM2.5) se asoció con un riesgo más alto (8%) de DMAE, mientras que todos los demás contaminantes se asociaron con cambios en la estructura de la retina.

Aunque se trata de un estudio observacional y, como tal, no puede establecer la causa, los hallazgos reproducen los de otros trabajos.

«Nuestros hallazgos sugieren que la contaminación del aire ambiental, especialmente las partículas finas o las partículas relacionadas con la combustión, pueden afectar el riesgo de DMAE», escriben.

Y concluyen: «Los resultados se suman a la evidencia de los efectos dañinos de la contaminación, incluso en el contexto de una exposición relativamente baja».