La Interpol detiene a más de 4.000 personas en Sudamérica por comercio ilegal de armas

0
18
La Interpol ha informado de la detención de más de 4.000 personas en una operación policial dirigida contra el tráfico ilegal de armas de fuego en Sudamérica, que también ha provocado la incautación de miles de armas de fuego.

Del 8 al 28 de marzo, la Operación Trigger VI ha actuado en los 13 países de América del Sur, donde se han recuperado unas 200.000 armas de fuego ilícitas, piezas, componentes, municiones y explosivos.

La operación, añade la Interpol en un comunicado, ha implicado que cientos de miles de personas y vehículos han sido registrados en puntos críticos y fronteras aéreas, terrestres y marítimas en toda la región, y también ha proporcionado pistas sobre redes delictivas y rutas de contrabando.

«Las armas de fuego representan una amenaza muy seria para la seguridad y estabilidad de América del Sur», ha considerado el secretario general de la Interpol, Jürgen Stock, por lo que «la cooperación transnacional de múltiples agencias es esencial para identificar y desmantelar el crimen organizado y los grupos terroristas involucrados».

Siguen las investigaciones
Las investigaciones continúan, detallan, aunque por el momento se ha detenido a miembros de una pandilla uruguaya que utiliza las redes sociales para promover la violencia mediante la publicación de fotografías de ellos mismos haciendo alarde de armas ilegales.

En Perú, por otro lado, se ha incautado grandes cantidades de munición provenientes de la zona de la triple frontera Brasil, Argentina y Paraguay, además del arresto de dos fugitivos buscados por Estados Unidos, que estaban en la lista roja de la Interpol.

En Lima, expertos en explosivos interceptaron y recuperaron granadas sin detonar en una plaza pública además de un intercambio de plomo durante las operaciones, mientras que en Chile se ha detenido a un ciudadano colombiano sobre el que pesaba una orden roja de búsqueda por tráfico de armas de fuego y delitos graves de drogas.

Por último, se ha detectado la venta ilegal de 90.000 municiones, y se espera que las investigaciones conduzcan a más detenciones en los próximos días.

Pero no solo se han producido detenciones e incautación de armas, a raíz de la investigación se han destruido 27 laboratorios de cocaína en Bolivia, se ha rescatado a 33 presuntas víctimas de trata de personas que se cree son de Haití, se ha incautado más de 21 toneladas de cocaína, marihuana y precursores químicos, entre otros.