Seis consejos del especialista para disfrutar del sexo con salud

0
90
La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que la salud sexual requiere «un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las
relaciones sexuales
, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia».

Este viernes 14 de febrero se celebra el Día Europeo de la Salud Sexual, cuyos objetivos se centran, principalmente, en aumentar la concienciación entre la población sobre la necesidad de mantener unos hábitos sexuales saludables, con especial foco en la rutina personal y la consulta con el especialista. Asimismo, recuerda el impacto que las enfermedades de transmisión sexual ejercen sobre la salud y calidad de vida y se hace hincapié sobre la importancia de usar protección adecuada a la hora de mantener relaciones sexuales.

La doctora Victoria Verdú, coordinadora de Ginecología y Obstetricia de la Unidad de Reproducción Asistida de la Clínica Ginefiv nos ofrece 6 recomendaciones a tener en cuenta de cara a una práctica sexual segura, cuidada y placentera:

-Practicar ejercicio de forma asidua. El deporte puede convertirse en un gran aliado para mejorar las relaciones sexuales. Más allá de trabajar sobre la condición física, realizar ejercicio de forma constante y regular puede aportar una dosis extra de energía y emoción a las personas, promoviendo el alcance de un estado de satisfacción y placer pleno. Esto, por lo tanto, se traduce en un aumento considerable de la libido, generando cierta calidad y seguridad de cara a relaciones futuras. En este sentido, la natación y el pilates son opciones de deporte muy recomendables para asegurar una salud sexual óptima.

-Mucho cuidado con el estrés. Enfrentar situaciones o etapas de la vida donde prime el estrés puede acabar reduciendo el apetito sexual de manera considerable. Hay que tener en cuenta que la ansiedad actúa de forma negativa sobre el nivel de testosterona en sangre, lo que provoca esa caída del deseo sexual involuntaria. Las técnicas de autocontrol emocional, como la meditación o la relajación muscular, ayuda en estos casos.

-Mantener una alimentación rica y saludable. Aportar al organismo una dieta rica en nutrientes y vitaminas puede llegar a ser mucho más beneficiosa para la salud sexual de lo que imaginas. En cambio, en el caso de los hombres, basar la alimentación en un exceso constante de grasas saturadas puede acabar afectando a futuras relaciones sexuales, incidiendo de manera negativa sobre la concentración de espermatozoides durante la eyaculación.

-Usar siempre métodos anticonceptivos. Ser plenos conocedores en la materia, y de cada una de las alternativas existentes dentro del mundo de los anticonceptivos, resulta imprescindible para disfrutar de una salud sexual óptima, tanto en la prevención de enfermedades de transmisión sexual (ETS) como de embarazos no deseados.

-Conocer y conocerse. Ser conocedores de nuestro propio cuerpo, saber identificar nuestros límites y aprender a quererlo y cuidarlo también es importante para favorecer el bienestar de cada individuo y aumentar ese deseo erótico y sexual.

-Acudir de forma periódica al especialista. Visitar de forma anual al ginecólogo y urólogo ayudará a prevenir de forma precoz futuras patologías, como puede ser el cáncer de mama y de cuello de útero o próstata. Además, el especialista siempre va a ayudar a despejar cualquier duda acerca de los hábitos recomendables para mantener un buen estado de salud.