Túnez celebra elecciones presidenciales este domingo con uno de los favoritos en prisión

0
9
Cerca de siete millones de tunecinos con derecho a voto están llamados a participar este domingo, 15 de septiembre, en las elecciones presidenciales, una cita clave para la consolidación democrática del país magrebí para la que no hay un claro favorito. Uno de los principales candidatos, el magnate de la televisión Nabil Karoui permanece en prisión por supuesta corrupción después de que la Justicia rechazase este viernes ponerlo en libertad.

Junto con las legislativas el próximo 6 de octubre, estos comicios marcarán el rumbo de Túnez, el país donde prendió la mecha de la llamada Primavera árabe de 2011 y el único donde aquel movimiento desembocó en una apertura a la democracia.

Los votantes deberán escoger el sucesor de
Beji Caïd Essebi, cuya muerte por enfermedad a los 92 años el pasado julio obligó a adelantar el calendario electoral, ya que su mandato concluía a finales de noviembre.

Los aspirantes a la Presidencia de Túnez
Aunque las encuestas están prohibidas por ley, se han publicado sondeos realizados por empresas extranjeras que apuntan una reñida contienda. En el de la compañía suiza Stratege Consulting aparece en cabeza el ministro de Defensa, Abdelkarim Zbidi, con un 13,1% de la intención de voto.

Otro de los grandes favoritos es Nabil Karoui, el controvertido empresario audiovisual que se encuentra encarcelado desde finales del pasado agosto, después de que la ONG local Iwatch presentara una denuncia en marzo por presunto fraude fiscal y blanqueo de dinero. En el citado estudio demoscópico ocupa la segunda plaza, a ocho décimas de Zbidi, si bien otros informes lo han llegado a colocar en primera posición.

El Tribunal de Casación rechazó este viernes el recurso contra su detención al declararse «incompetente» para juzgar este caso, según informó el partido de Karoui, Qalb Tounes (Corazón de Túnez).

La Misión de Observación Electoral de la Unión Europea en Túnez instó esta semana a las autoridades a permitir a Karoui participar en la campaña, pero el magnate no ha podido estar presente el pasado sábado en el primer debate entre candidatos electorales en la historia del país.

Otros aspirantes a la jefatura del Estado son Abdel Fatah Mouro, presidente interino del Parlamento; el primer ministro, Yusef Chahed, y la abogada Abir Moussi, representante de los nostálgicos de la dictadura. A ellos se suma Kaïes Said, un destacado jurista que podría dar la sorpresa, informa Efe.