A la caza de reclutas hasta en la calle y en las salidas de metro

0
11
Tan sólo un día después de que el presidente Vladímir Putin decretara la movilización parcial para reforzar sus tropas en Ucrania con un mínimo de 300.000 efectivos, la Policía y unidades especiales del Ejército se han lanzado a la caza de posibles reclutas a través de todo el país . Sin embargo, unos 10.000, según sostiene el Alto Estado Mayor de las tropas rusas, han acudido a los centros de alistamiento de forma voluntaria. Proceden de diversas regiones rusas, sobre todo de Siberia y el Cáucaso . Otros muchos continúan tratando denodadamente de huir del país para no ser enviados al frente. Las citaciones (‘povestki’) para acudir a los ‘Voenkomat’ (Comisariados Militares) de cada distrito se están entregando por todas partes, hasta por la calle y a la salida de las estaciones de metro, por parte de patrullas policiales. En estos comisariados se censa a los reclutas, se les hace el reconocimiento médico y, según los casos, se le alista de inmediato o se les envía a casa a la espera de ser convocados. A muchos de los casi 1.400 detenidos en las manifestaciones del miércoles, también se les entregó citaciones, lo que hace imposible eludir el llamamiento, ya que es registrado en la lista correspondiente e incluso filmado en el momento de la entrega. Según el decreto presidencial, serán llamados a filas solamente los militares en la reserva , es decir quienes ya hicieron el servicio militar o sirvieron como profesionales en el Ejército. De ahí que la movilización se considere oficialmente «parcial». Sin embargo, en un canal de Telegram opositor ayer aparecía un hombre que dice ser científico, que nunca sirvió en las Fuerzas Armadas ni tiene ninguna preparación militar y le trajeron directamente a casa la citación para ir al ‘Voenkomat’. Siberia y el Cáucaso Los canales de televisión estatales rusos mostraban ayer imágenes del supuesto «entusiasmo» reinante en la población masculina, haciendo cola en los centros de reclutamiento o, en el caso de la región de Yakutia , subiendo a autobuses , tras efusivas despedidas de los familiares y novias, para ser trasladados al aeropuerto y enviados a centros de entrenamiento en aviones militares, antes de ir a luchar a Ucrania. Imágenes parecidas llegaban desde la localidad de Derbent, en la república de Daguestán, en el Cáucaso Norte ruso, así como también de la vecina Chechenia , en donde decenas de jóvenes marchaban por la calle flanqueados por agentes de la Policía, y en ciudades como Vladivostok, Pskov y hasta en uno de los barrios del extrarradio de Moscú. A la mayoría de los casi 1.400 detenidos en las manifestaciones del miércoles, también se les entregó citaciones La web de la ciudad de Volgogrado V1 cuenta cómo se está desarrollando la movilización en el distrito urbano de Gorodishenski. Según los periodistas, se destinó el edificio del principal centro de cultura para la acoger a los movilizados . Los jóvenes que salieron de allí explicaron que se habían sido sometidos a un examen médico y a una sesión informativa con proyección de película incluida. El Alto Estado Mayor del Ejército ruso aseguró ayer que unas 10.000 personas acudieron desde el martes por decisión propia para ser movilizadas. «En la primera jornada de movilización parcial, unos 10.000 ciudadanos llegaron por su propia voluntad a las oficinas de reclutamiento, sin esperar a ser convocados «, declaró a la agencia Interfax Vladímir Tsimlianski, uno de los portavoces castrenses. El objetivo es reclutar un millón de reservistas Periodistas del carismático rotativo ruso ‘Nóvaya Gazeta’ han señalado que el objetivo de las autoridades rusas es reclutar en realidad a un millón de reservistas, no 300.000 como dijo el miércoles el ministro de Defensa, Serguéi Shoigu. Según la web del medio opositor en Europa, una fuente en la Administración del Kremlin les comunicó que la cláusula séptima del decreto de movilización, no dada a conocer por ser de «uso exclusivamente oficial» establece precisamente la necesidad de enviar a filas a un millón de rusos, informaciones que el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, calificó ayer de «mentira» y se refirió a la cifra dada por Shoigu (300.000) como la auténtica. Código Desktop First clips coming out of Russia this morning of draftees saying bye to their families. This from a small town in Yakutsk. Credits @taygainfo pic.twitter.com/tlaVRoDgLT— Pjotr Sauer (@PjotrSauer)

September 22, 2022
Imagen para móvil, amp y app Código móvil First clips coming out of Russia this morning of draftees saying bye to their families. This from a small town in Yakutsk. Credits @taygainfo pic.twitter.com/tlaVRoDgLT— Pjotr Sauer (@PjotrSauer)

September 22, 2022
Código AMP First clips coming out of Russia this morning of draftees saying bye to their families. This from a small town in Yakutsk. Credits @taygainfo pic.twitter.com/tlaVRoDgLT— Pjotr Sauer (@PjotrSauer)

September 22, 2022
Código APP First clips coming out of Russia this morning of draftees saying bye to their families. This from a small town in Yakutsk. Credits @taygainfo pic.twitter.com/tlaVRoDgLT— Pjotr Sauer (@PjotrSauer)

September 22, 2022
Peskov habló también de la práctica de entregar las citaciones a los arrestados en las protestas afirmando que «no es ilegal» como habían denunciado algunos abogados. Una mujer relató a la BBC que, durante las manifestaciones, «mi esposo fue detenido en Arbat, trasladado después al departamento de policía en Sokolina Gora y, dado que hay una citación para la junta de reclutamiento para mañana, el comisario la firmó y se la entregó personalmente. Filmaron cómo le entregaron la citación y dijeron que no puede rechazarla por ser ciudadano de la Federación Rusia y estar obligado a presentarse» en el Comisariado Militar. Por otro lado, las agencias rusas informaron ayer de enormes colas de coches en las fronteras de Rusia con los países vecinos, entre ellos, Finlandia, Georgia, Kazajistán y Mongolia, de hombres que tratan de huir de la movilización. Los usuarios publicaron ayer fotos y vídeos de estas interminables fila de vehículos, que obligan a esperar largas horas antes de atravesar el puesto fronterizo. Las c olas también son significativas en los aeropuertos moscovitas, mejor conectados con el extranjero que los regionales. Esto ha hecho que los precios de los billetes se disparen . Por ejemplo, un billete solamente de ida a Ereván, la capital de Armenia, desde la capital rusa alcanza ya los 100.000 rublos (más de 1.600 euros) y ayer, al final se agotaron para toda la próxima semana. MÁS INFORMACIÓN noticia No Ucrania y Rusia realizan el mayor intercambio de prisioneros desde el inicio de la guerra noticia Si Lavrov abandona el Consejo de Seguridad de la ONU para no escuchar las críticas a Rusia noticia Si Movilizando, que es gerundio Los pasajeros de los vuelos que salieron ayer de los aeropuertos de Púlkovo en San Petersburgo y de los de Vnúkovo y Domodiédovo en Moscú dijeron que todos los varones son revisados adicionalmente y algunos son interrogados por separado. Las principales preguntas son: cuándo compró el billete, si el interesado tiene pendiente el servicio militar y si recibió la citación del Comisariado Militar. No obstante, según usuarios de redes sociales que compartieron sus observaciones, la mayoría de las personas lograron subirse al avión y escapar de Rusia . Eso sí, a causa de las comprobaciones y el lento procedimiento de facturación, los vuelos están saliendo con retraso.