Día Mundial de la Dermatitis Atópica: síntomas y señales para saber detectarla

0
26
Hoy, 14 de septiembre, se celebra el Día Mundial de la Dermatitis
Atópica con el objetivo de visibilizar y concienciar a la población acerca del impacto afectivo y psicológico de las personas que sufren esta enfermedad, cada vez más dominante entre la población. Alrededor de 30.000 personas padecen dermatitis atópica grave en España, afectando tanto a mayores como a niños. De hecho, según la Escuela de la Dermatitis Atópica (EDA), la padecen el 30% de los menores de siete años y el 10% de los adultos.

Esta enfermedad crónica de la piel afecta de manera muy significativa a los pacientes y se caracteriza por una piel seca, aparición de lesiones tipo eczema, así como un intenso picor en las zonas afectadas.

El aumento de casos de dermatitis atópica en los últimos 30 años se ha triplicado en España. Y es que la dermatitis puede aparecer por una predisposición genética. Es decir, los hijos de un padre afectado con dermatitis atópica tienen una probabilidad del 50% de padecerla y si ambos padres están afectados «la probabilidad se dispara hasta el 80%», tal y como señaló el dermatólogo del Hospital IMSKE, Manuel Rueda.

Pero, ¿qué síntomas provoca la dermatitis atópica? ¿Cuáles son las señales que ayudan a detectar que alguien sufre dermatitis atópica?

Síntomas y señales para saber detectar la dermatitis atópica

Tal y como señala la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), los principales síntomas de la dermatitis son: el picor intenso, lesiones de enrojecimiento de la piel, que pueden ir acompañadas de pequeñas ampollas con líquido, costras, fisuras o grietas, así como piel seca, agrietada y escamosa.

No existen análisis ni pruebas que diagnostiquen la dermatitis atópica, pero lo cierto es que se identifica por los síntomas típicos: lesiones de enrojecimiento, inflamación y picor de manera crónica, mantenida, o con apariciones y desapariciones. Además, un criterio de referencia es si el paciente tiene antecedentes personales o familiares.

No obstante, los pacientes que sufren dermatitis pueden tratar los síntomas y ayudarse de cuidados que mejorarán y contribuirán con el control de dicha enfermedad. Evitar los detergentes y jabones agresivos, los baños prolongados, las temperaturas extremas, tanto de frío como de calor, son unas de las recomendaciones que los pacientes deben seguir para tener controlada esta afección de la piel.