Dos nuevos fármacos se incorporan al arsenal anti-Covid

0
71
A la espera de los ansiados antivirales, Paxlovid y Molnupiravir y los que están en fase de investigación y que probablemente se conviertan en el principio del cambio de escenario de la pandemia, dos nuevos medicamentos se incorporan al arsenal terapéutico para tratar el Covid-19, la enfermedad que causa el coronavirus.

Se trata de baricitinib y casirivimab-imdevimab que, según el panel del Grupo de Desarrollo de Guías de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuya resolución se publica hoy en «British Medical Journal» (BMJ), han demostrado mejorar la supervivencia y reducir la mortalidad.

Baricitinb es un inhibidor de JAK1/JAK2 de administración oral también utilizado para tratar la artritis reumatoide. Se trata de un fármaco aprobado en 70 países como tratamiento para adultos con artritis reumatoide activa de moderada a grave y comercializado en España desde 2017.

La OMS recomienda «encarecidamente» su uso en pacientes con Covid-19 grave o crítico en combinación con corticosteroides. Esta «fuerte» recomendación se basa en la evidencia de moderada de que mejora la supervivencia y reduce la necesidad de ventilación, sin que se observe un aumento de los efectos adversos.

Baricitinb es un inhibidor de JAK1/JAK2 de administración oral también utilizado para tratar la artritis reumatoide

Los expertos de la OMS señalan que el baricitinib tiene efectos similares a otros medicamentos para la artritis llamados inhibidores de la interleucina-6 (IL-6), por lo que, cuando ambos están disponibles, sugieren elegir uno según su precio, disponibilidad y la experiencia del médico.

En ningún caso, escriben, se recomienda usar ambos medicamentos al mismo tiempo.

No obstante, los expertos desaconsejan el uso de otros dos inhibidores de JAK (ruxolitinib y tofacitinib) en estos mismo debido a que no ha demostrado beneficios.

Casirivimab-imdevimab son anticuerpos monoclonales que, cuando se usan juntos, se unen a la proteína espiga del SARS-CoV-2, neutralizando la capacidad del virus para infectar las células. La OMS ya los había recomendado en septiembre para dos grupos específicos: aquellos con Covid-19 no grave que tienen mayor riesgo de hospitalización y pacientes con Covid-19 grave o crítico que son seronegativos, es decir, que no han desarrollado su propia respuesta de anticuerpos al SARS-CoV-2.

En la misma actualización de la guía, la OMS también hace una recomendación condicional del anticuerpo monoclonal sotrovimab en pacientes con Covid-19 no grave, pero solo en aquellos con mayor riesgo de hospitalización.

Casirivimab-imdevimab son anticuerpos monoclonales que, cuando se usan juntos, se unen a la proteína espiga del SARS-CoV-2, neutralizando la capacidad del virus para infectar las células

Estas nuevas recomendaciones se basan en nuevas evidencias de siete ensayos en los que participaron más de 4000 pacientes con infección por Covid-19 no grave, grave y crítica.

Las recomendaciones son parte de una guía viva, desarrollada por la OMS con el apoyo metodológico de MAGIC Evidence Ecosystem Foundation, para brindar una guía actualizada y confiable sobre el manejo del Covid-19 y ayudar a los médicos a tomar mejores decisiones con sus pacientes.

Este tipo de recomendaciones de vida son útiles en áreas de investigación de rápido movimiento como Covid-19 porque permiten a los investigadores actualizar evidencias previamente revisadas por pares a medida que se dispone de nueva información.

El panel también reconoce implicaciones en cuanto al acceso al tratamiento debido a sus costes y recursos, que pueden dificultar el acceso a los países de ingresos bajos y medianos.

La guía de hoy se suma a las recomendaciones anteriores para el uso de bloqueantes del receptor de interleucina-6 y corticosteroides sistémicos para pacientes con Covid-19 grave o crítico; el uso de casirivimab-imdevimab (otro tratamiento con anticuerpos monoclonales) en pacientes seleccionados, y en contra del uso de plasma convaleciente, ivermectina e hidroxicloroquina en pacientes con Covid-19 sin importar la gravedad de la enfermedad.