Qué está pasando entre Israel y Palestina

0
29
Nuevos enfrentamientos entre Israel y Palestina, más concretamente con el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás). Más de 100 cohetes han sido lanzados desde la franja de Gaza hasta ciudades y localizaciones de Israel, principalmente a la ciudad de Tel Aviv y el aeropuerto Ben Gurion.

Todo ello ha propiciado al Ejército israelí a paralizar la gran mayoría de los cohetes, aunque por precaución muchas familias se han desplazado hasta refugios antiaéreos. Se han reportado cinco muertos por parte de los judíos. Por otro lado, el Ejército de Israel también ha atacado a Gaza, donde se han reportado ya 35 muertos.

Israel ha denominado a esta operación como ‘Guardianes de los Muros’, mientras que los islamistas ‘Espada de Jerusalén’. Estos enfrentamientos se han producido por tres principales causas que se detallan a continuación:

Día de Jerusalén
El Día de Jerusalén conmemora la toma de la parte oriental de la ciudad de Jerusalén por parte de los judíos en la Guerra de los Seis Días de 1967. Es un motivo de celebración y por ello se celebra la Marcha de la Bandera. Cientos de jóvenes israelíes portan banderas del país y realizan un recorrido que parte desde la Puerta de Damasco y recorren el Barrio Musulmán camino del Muro de las Lamentaciones y cantan canciones patriotas.

Muchos palestinos consideran este acto como una provocación, por lo que da a lugar a una escalada de tensiones. A pesar de todo, la polícia de Israel había prohibido este año realizar la Marcha de la Bandera, debido a que miles de palestinos estaban preparados para atacar con piedras y cócteles molotov durante la jornada, según la propia policía.

A pesar de todo, los enfrentamientos en las calles se han producido cerca de la mezquita de Al Aqsa, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Los palestinos arrojaron piedras a los antidisturbios, mientras que las fuerzas del orden respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos.

Esta mezquita se sitúa en la parte vieja de Jerusalén, un lugar de culto para las principales religiones. Se considera la ciudad más sagrada para el judaísmo y el cristianismo, y la tercera para el islam.

El problema es que Jerusalén Oriental es el epicentro del conflicto entre Palestina e Israel. Ambos países reclaman su territorio, ya que los judíos aseguran que esta parte pertenece a su capital, aunque tiene un reconocimiento internacional limitado; los palestinos reclaman la parte de esta ciudad como la futura capital de un futuro estado independiente.

Desalojo de familias palestinas en el barrio de Sheikh Jarrah
Otro de los motivos de la escalada de violencia se debe a que grupos colonos pueden desalojar a familias palestinas en los horares del barrio de Sheikh Jarrah, también en la parte oriental de la ciudad de Jerusalén. Un tribunal de Israel falló a favor de los colonos, con el descontento de los palestinos.

Los islamistas exigen a los israelíes que retiren a sus tropas de este barrio, así como de la Explanada de las Mezquitas. Mientras tanto, la decisión de desplazar a las familias palestinas se pospondrá un mes.

¿Por qué ocurre todo esto? Las tierras en las que están las casas para los refugiados palestinos se compraron hace 145 años por los sefardíes y los asquenazíes. Un movimiento colono se ha hecho con estas propiedades y según la ley israelí, toda persona judía que demuestre tener propiedades en esa zona de Jerusalén Este antes de la guerra de 1948 podrán pedir que se les restituyan los «derechos de propiedad», algo que los palestinos no pueden hacer, aunque tengan los documentos que lo prueben.

El Ramadán
Todos estos enfrentamientos también se producen en los últimos días del Ramadán. Desde que comenzó el mes para los musulmanes hubo enfrenamientos.

El primero de ellos se produjo en la Puerta de Damasco, donde los palestinos protestaban contra una barrera de seguridad que les habían impedido reunirse en la zona.

Sin embargo, estos ataques no se limitaron solo a la parte vieja de Jerusalén, también a otras ciudades de Israel, como Haifa, además de la ciudad de Ramala en Cisjordania.